Contacto europeo-indígena en Patagonia,
su visibilidad arqueológica
Estrategias de aprovechamiento ambiental y relaciones sociales

Antecedentes

Después de la llegada de los conquistadores europeos se dan en toda América situaciones de conflicto marcadas por el contacto entre nativos, que ocupaban diferentes territorios con estrategias económico-sociales particulares, y extranjeros que pretendían apropiarse de los mismos, imponiendo su propia visión y desarrollando estrategias económicas enmarcadas en la realidad europea del momento.
Las características de este contacto fueron diversas y cambiantes a través del tiempo y en distintos espacios. Los estudios etnohistóricos dan cuenta de guerras encarnizadas, traslados de etnias, servidumbre, como algunas de las formas que tomó este contacto aunque, también, se registraron situaciones de convivencia, integración y ayuda mutua.

El proyecto

Nuestra aproximación al problema se focaliza en esas relaciones ocurridas en la Patagonia Central desde la llegada al actual territorio del Chubut del primer Adelantado, pasando por los asentamientos españoles ocurridos más de dos siglos después, y la tardía llegada de inmigrantes al curso medio del Río Chubut -territorio marcado como Tierras desconocidas en los primeros mapas de la República Argentina- y al Río Chico.
Nuestro abordaje toma en cuenta los ambientes naturales en que estos hechos se desarrollaron y los posibles cambios ocurridos en él. Intentamos recuperar los paisajes en que estas comunidades se movieron, los espacios que efectivamente ocuparon y los criterios de elección de los mismos. Al mismo tiempo, evaluar las características de la movilidad de los diferentes grupos, su vida cotidiana, las características de sus contactos y el eventual establecimiento de fronteras.
Pretendemos un acercamiento multidisciplinario desde las Ciencias del Ambiente, la Arqueología, la Etnohistoria, la historia oral, para lograr información sobre, por ejemplo, recursos disponibles en el ambiente, transitabilidad de los espacios, usos sociales de los mismos, la cultura material, las estrategias de subsistencia, las redes sociales y formas de comunicación. Los sitios elegidos por los europeos como su primer asentamiento y que marcan en la región su primer contacto con las comunidades indígenas, serán los considerados prioritariamente en este Proyecto.
Nos basamos en la idea de que el tipo de relación establecida entre grupos sociales diferentes pudo estar condicionado por el ambiente natural, por la historia regional previa y por las diferentes razones que motivaron la inmigración europea en distintos tiempos. El registro arqueológico da cuenta de estas diferencias a través de: los diferentes patrones de asentamiento, la cultura material mueble e inmueble y los vestigios de actividades realizadas. El registro polínico da cuenta de los cambios vegetacionales y, en consecuencia, de los cambios ambientales, ya que:
> los cambios en el registro polínico de una columna estratigráfica de cuerpos de agua son indicadores de las fluctuaciones de nivel de sus aguas.
> las variaciones de nivel en las aguas de cuencas cerradas son indicadores de cambios climáticos.
> los espectros polínicos de las márgenes de ríos son indicativos de la vegetación local y regional.

Hipótesis

La hipótesis que planteamos es que los asentamientos europeos se instalaron en los mismos espacios que los asentamientos indígenas preexistentes. Esta superposición se dio por reemplazo de un asentamiento por otro o bien por la coexistencia de ambos en un mismo espacio. Se espera llegar a resolver el tema de las estrategias que se manejaron en uno y otro caso. Para ello se realiza levantamiento planimétrico, recolección por transectas, sondeos en ambos tipos de asentamientos. Entrevistas a los actuales propietarios del campo, descendientes de los primeros ocupantes. Revisión de planos catastrales. Historia de vida de pobladores de primera y segunda generación.


tierra